¿Según su reglamento ejecutivo, de que manera afectaría a la UBTJR los resultados obtenidos en las elecciones parlamentarias del 6D?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Según su reglamento ejecutivo, de que manera afectaría a la UBTJR los resultados obtenidos en las elecciones parlamentarias del 6D?

Mensaje por Wilmant Gómez el Miér Dic 09, 2015 3:26 pm

¿Según su reglamento ejecutivo, de que manera afectaría a la UBTJR los resultados obtenidos en las elecciones parlamentarias del 6D?

Cito a Jhon Maxwell: “El problema no es el problema, el problema es el enfoque que le demos al problema”, fin de la cita. Tomando como punto de partida el Reglamento Ejecutivo de la UBTJR, y en el entendido de la necesidad nacional de transformar los programas de educación de las instituciones oficiales, como vía para profundizar el aporte que necesita el país para su verdadero desarrollo e independencia tecnológica, económica y social, en nada nos afecta.
Tenemos en puerta una tremenda oportunidad de afianzar la verdadera revolución, y es este particular, los resultados del 6D. Debemos analizar, reflexionar, considerar, evaluar y actuar de manera oportuna, eficiente y eficaz, y todo esto a través de la crítica y la autocrítica. Recordemos que las ideas se vuelven poderosas cuando las condiciones son adecuadas, pero las condiciones no crean las ideas.

La crítica y la autocrítica son actitudes que preceden necesariamente a toda postura revolucionaria. Naturalmente, puede suceder que una actitud crítica no termine en postura revolucionaria y se quede simplemente en disconformidad negativa de la realidad vigente; pero, además de que no es normal esta falta de lógico desarrollo, resulta innegable que toda postura revolucionaria viene precedida y anunciada por una acusada actitud crítica de las estructuras sociales vigentes. Por la evidencia de este hecho se comprende que a la actitud conservadora no le guste la crítica, que las clases y grupos dominantes que detentan el Poder difícilmente la toleren, la crítica toma la forma más suavizada de autocrítica, para sin duda hacerse más tolerante y, a la par, con más justicia rigurosa. Para que la crítica o su hermana gemela la autocrítica, sea verdaderamente un anticipo de una postura revolucionaria, es preciso se trate de una verdadera actitud vital al enfrentarse con la realidad social vigente. Es preciso, para que la crítica sea prerrevolucionaria, que se derive de una actitud vital, de una radical disconformidad contra todo orden social en el que el crítico se encuentra forzosamente incluido. Necesita, sin embargo, no equivocar su objetivo revolucionario y no confundir, como Don Quijote, los molinos de viento con gigantes; conocer con absoluta claridad cuál es la realidad social que está vigente, sin dejarse engañar por ciertas apariencias confusas. Es extraordinariamente importante, el desarrollo y evolución de la crítica como punto de partida de la toma de postura revolucionaria. Si esta actitud es corta de vista, si no intuye y comprende toda la realidad social con la que se enfrenta, dejándose engañar por la concreción de su realidad social más cercana: burguesa o totalitaria, se expone a no hacer otra cosa que repetir argumentos ya utilizados, y derivar, no en una postura revolucionaria superadora de la realidad que le resulta incómoda.

Si las revoluciones no han tenido más que un éxito limitado, la causa ha sido que los viejos líderes se corrompen con el poder cuando no hay patriotas nuevos que los depuren o los hagan caer. Como bien menciono el compañero Allende, cito. “Y ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica, pero ir avanzando en los caminos de la vida y mantenerse como revolucionario, en una sociedad burguesa, es difícil”, fin de la cita. Revolución; en su sentido moderno, es decir, a partir de la Revolución francesa, conlleva distintivamente, la connotación de cambio social. Ninguna sociedad ha sido transformada totalmente.

Lo que es bueno para todos es lo que cada uno puede encontrar en su corazón y en su sensibilidad, actuando sin egoísmo y en forma natural. Debería gobernar el corazón, y no la cabeza. Cada uno de nosotros puede y debe cultivar la simplicidad y no la sofisticación. Las revoluciones – en tanto lo son – se producen no por las razones que pretende el partido que llega al poder durante el caos de una situación revolucionaria, sino porque el sistema anterior de autoridad fracasó y se derrumbo. Las revoluciones suceden porque los gobiernos se desploman. Cito a Napoleón – “La política del futuro, será el arte de agitar a las masas”, fin de la cita.




Wilmant Gómez

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 06/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.